miércoles, noviembre 03, 2004

ACTUALITAT: la Constitució europea. (Montse Visa)

text sobre la importància de la Consitució europea.
per a més informació visitar la web: www.constitucioneuropea.es


¿Por qué es importante la Constitución Europea?

La dictadura hizo que los españoles alcanzásemos más tarde que nuestros vecinos europeos una Constitución democrática (1978) y que también llegásemos tarde a la construcción europea. Ahora España recupera un papel clave en Europa y lo demuestra al ser el primer país en ratificar por referéndum la Constitución Europea.
Toda Europa estará pendiente de España el 20 de febrero de 2005. El referéndum español será la primera gran prueba de fuego del proceso de ratificación de la Constitución Europea. Nuestro voto puede influir en la opinión pública de nuestros socios en la Unión.
Los españoles queremos mandar un claro mensaje de europeísmo y situarnos a la vanguardia de la construcción europea.
A España le va muy bien en Europa, que es el mayor espacio de democracia, libertad y respeto de los derechos humanos del mundo
Nuestro país ha conseguido un desarrollo extraordinario desde que entró en la UE en 1986. En estos 18 años, hemos consolidado nuestra democracia, experimentado un crecimiento económico sin precedentes y mejorado nuestra cohesión social y territorial.
Los españoles podemos circular, estudiar, trabajar y residir libremente en cualquier país de una Europa sin fronteras.
En el marco de la Unión Europea, los derechos sociales de los españoles se han visto fortalecidos.
Gracias a la UE, miles de jóvenes españoles participan en programas de intercambio, como el universitario Erasmus, que este año ha recibido el Premio Príncipe de Asturias.
Compartimos con nuestros socios y vecinos la moneda única, el euro, un poderoso instrumento de estabilidad económica y financiera. El euro simplifica los viajes y los negocios en Europa.
Gracias a la contribución económica de la UE, España ha mejorado sus carreteras, su agricultura y sus universidades, entre otras muchas cosas. La influencia de la UE ha llegado a casi todos los ámbitos de la vida española.
Los soldados españoles, junto con los de nuestros socios, se dedican a la prevención de conflictos y representan a la UE en múltiples campañas de ayuda humanitaria.
La Unión Europea es, en suma, el mayor espacio de democracia, libertad, respeto de los derechos humanos y defensa de la legalidad internacional en el mundo.
Los españoles ganan con la Constitución Europea más democracia, más libertad y más solidaridad
Con la Constitución, los europeos tendremos por primera vez una Carta común de Derechos Fundamentales que recoge y afianza el modelo de sociedad que hemos elegido, con una economía de mercado supeditada al respeto de los valores sociales.
La Constitución, que reduce y simplifica el gran número de tratados europeos ya existentes, añade el protagonismo de los ciudadanos al de los Estados.
Con la Constitución, la UE quiere reducir aún más las diferencias en los niveles de desarrollo de sus miembros y crear un espacio más justo y más solidario.
La Constitución refuerza los derechos sociales de los que ya disfrutamos en España, entre ellos el derecho a la información, a la negociación colectiva, a la protección en caso de despido injustificado, a las condiciones de trabajo justas o a las prestaciones de la Seguridad Social.
La Constitución potencia la democracia al incrementar las competencias del Parlamento Europeo. Y prevé que los ciudadanos de la Unión y sus asociaciones representativas puedan mantener un diálogo abierto y transparente con las instituciones europeas. La Unión reconoce y promueve el papel de los interlocutores sociales.
Con la Constitución, la Unión Europea a 25 da un gran paso para construir una comunidad política sólida que hable con una sola voz ante el resto del mundo a través de un ministro de Asuntos Exteriores común. Europa consolida así su apuesta por la paz, el multilateralismo, la resolución pacífica de los conflictos y la cooperación al desarrollo, y reafirma que el uso de la fuerza sólo podrá contemplarse como último recurso para defender los derechos humanos y la legalidad internacional.
La Constitución compromete a los países de la Unión a movilizarse en la ayuda a cualquier Estado miembro que sufra una catástrofe natural o sea víctima de un ataque terrorista.
La Constitución dota a la Unión de los instrumentos necesarios para la pronta culminación del espacio europeo de libertad, seguridad y justicia. Europa podrá luchar con más eficacia contra el terrorismo, el crimen organizado y la inmigración ilegal.
El desarrollo sostenible, en su triple dimensión --económica, social y medioambiental--, se consagra, gracias a la Constitución, como uno de los objetivos esenciales de la Unión Europea.