lunes, noviembre 08, 2004

Formación: Doble lenguaje

El doble lenguaje

El Consejo Nacional de Profesores de Inglés, en EEUU, concede cada año el premio Orwell por desvelar el doble lenguaje. Chomsky, que lo ha ganado varias veces, ha visto con asombro que ciertos medios de comunicación hablaban del ganador del año anterior sin hacer referencia a él, que era el ganador de ese año.
También Orwell fue un auténtico criptógrafo en el arte de desvelar el doble lenguaje. Estudió cómo se maltrata, tortura y distorsiona con el fin de reforzar los objetivos ideológicos. A él se debe el término "pacificación" que en realidad se utiliza eufemísticamente para omitir su significado real, asesinatos en masa. Los americanos, por ejemplo, "pacificaron" Vietnam matando a la población que se resistía.
Según Chomsky, la producción literaria menos conocida de Orwell es justamente la más interesante, como el libro : Homenaje a Catalunya, en el que contó sus experiencias durante la Guerra Civil Española.
Nuestra sociedad occidental no tiene un Ministerio de la Verdad (1984, Orwell). Nuestro sistema funciona de una manera más eficaz y sutil. Se trata de un sistema de propaganda privatizado que incluye a los medios de comunicación, y que cuenta con la participación de la intelectualidad organizada, o sectores instruidos de la población. Siguiendo en la línea del doble lenguaje, Chomsky llamaría a los miembros de esos grupos que tienen acceso a los medios de comunicación, y que controlan básicamente el sistema educativo, comisarios políticos. La causa es bien sencilla. Su función es crear y difundir un cuerpo de doctrinas y creencias que socave el pensamiento independiente y evite que puedan comprenderse y analizarse las estructuras institucionales y sus funciones.
En un discurso político, la mayoría de los términos se emplean con una especie de significado técnico queriendo decir en ocasiones incluso lo contrario. La expresión interés nacional, por ejemplo, se utiliza normalmente como si se tratara de algo que nos concierne, pero mirada de cerca, la expresión es lo que interesa a un pequeño grupo de élites que pueden disponer de los recursos que les permiten dominar el estado, mayoritariamente élites vinculadas a las corporaciones. A su vez, la expresión intereses especiales se refiere a la población en general. Se supone que uno tiene que estar a favor del interés nacional y en contra de los intereses especiales.
En opinión de Chomsky, la única forma de abrirse camino entre la estructurada propaganda es utilizando el sentido común, adoptando hacia las instituciones, los medios de comunicación, las escuelas y las universidades la misma actitud racional y crítica que adoptamos hacia instituciones de cualquier otra nacionalidad. El lenguaje es un vehículo del pensamiento. Si falsificas el lenguaje, falsificas el pensamiento.
El especialista más destacado en temas palestinos, el profesor de la Universidad Hebrea, Yehoshua Porath, presentó un análisis detallado poco después de la invasión de Israel apoyada por EEUU en el Líbano, en el que decía: El año pasado la OLP no se vio implicada en ningún acto terrorista fronterizo. Israel ha tratado de forzarles a cometerlos. Hemos estado bombardeándoles y asesinándoles continuamente con la intención de provocar una respuesta desde el otro lado de la frontera, pero no han respondido. Han mantenido la disciplina a pesar de que los hemos bombardeado y de que han muerto docenas de personas. Esto es una verdadera catástrofe para el liderazgo israelí, ya que si la OLP sigue manteniendo esta actitud de no implicarse en actos terroristas fronterizos y de reclamar un acuerdo diplomático, Israel podría verse obligado a aceptar una solución política, lo cual no es de su agrado, ya que tendría que ceder el control de los territorios ocupados. Lo que quieren los líderes israelíes es que la OLP vuelva a los años en los que estaba implicada en actos terroristas indiscriminados (setiembre negro) que secuestre aviones, mate a muchos judíos y provoque el odio por todo el mundo. Con la invasión intentarán no tener una OLP pacífica.
He ahí un ejemplo de doble lenguaje. Según Chomsky, que adora hablar de este tema y puede extenderse en él hasta el infinito, los medios de comunicación, o los grandes protectores de Israel, los EEUU, no revelan las claras intenciones israelíes de no dejar un solo hueco para la tregua, ya que después de ella sería necesaria la negociación, y por tanto la retirada de unos territorios de los que a Israel no le conviene moverse, y que curiosamente se encuentran asentados en lugares ricos en agua.
En la historia de San Agustín La Ciudad de Dios, se describe un enfrentamiento entre Alejandro Magno y un pirata al que captura. Alejandro le pregunta al pirata : -¿cómo osas molestar al mar? El pirata le mira fijamente y le dice -¿cómo osas tú molestar al mundo entero? Yo tengo un pequeño barco, por eso me llaman ladrón y pirata. Tú tienes una flota, por eso te llaman emperador.
La moraleja de esta ínfima historia resume lo que opina Chomsky del controvertido término terrorismo, otro claro ejemplo de doble lenguaje. La conclusión es que el terrorismo al por menor, dirigido contra nuestros intereses, es terrorismo; mientras que los actos terroristas al por mayor, cometidos en interés nuestro, no son terrorismo, sino represalia.
La palabra terrorismo, que parece tan actual, se empezó a utilizar de forma generalizada en el siglo XVIII, aunque en aquel entonces se empleaba para referirse a los actos cometidos por los estados que reprimían a su propia población por medios violentos. Como este concepto no resultaba útil para quienes detentaban el poder, se optó por modificar el sentido del término. Así, la palabra terrorismo hace referencia a las acciones contra el estado. Se ha invertido el sentido. Los pequeños grupos marginales realizan actos terroristas contra el Estado, pero ¿qué hay de los países poderosos que implantan Estados terroristas?
En los mismos años en los que Gadafi asesinó a una veintena de personas, en El Salvador se eliminaron unas 50.000. Pero el que ha pasado a la historia como terrorista es Gadafi, aunque el caso de El Salvador sea un claro ejemplo de terrorismo internacional. Los americanos implantaron un gobierno allí igual que Rusia en Afganistán. Se creó un ejército terrorista, al que por supuesto le suministraron armas. Las peores atrocidades las cometieron batallones de élite recién entrenados por los americanos. Las fuerzas aéreas de los EEUU participaron en la coordinación de los ataques aéreos. El papel de José Napoleón Duarte, quien probablemente se tomó muy a pecho las connotaciones que destila su apellido, consistió en garantizar que los asesinos recibieran armas y que nada interfiriera en la matanza que él sabía que se iba a producir cuando se unió a la junta militar. Actualmente se le considera un gran héroe liberal, y El Salvador un ejemplo de democracia.

Texto de Noam Chomsky publicado en Iniciativa Socialista nº 51, invierno 1998/1999

Más textos de Noam Chomsky en: http://www.zmag.org/spanish/resultats.htm?keywords=chomsky&suma=0&tipus=1&titulo=autor:%20chomsky

http://ttt.inf.upv.es/~pausalvi/Noam_Chomsky/Noam_C.htm

http://www.rebelion.org/chomsky.htm