lunes, enero 10, 2005

Conflicto del Oriente próximo ( por Julia Krivachy)

El conflicto entre Israel y Palestina es un conflicto muy peligroso y ya lleva mucho tiempo. Dependerá mucho de los líderes de estos dos paísos así que de los diplomatos internacionales como se resolverá.
Esto articulo del periodico El Mundo habla sobre elecciones en Jerusalem del Este.( http://www.elmundo.es/elmundo/2005/01/09/internacional/1105273331.html )

EN GAZA Y CISJORDANIA IMPERA LA CALMA Los observadores internacionales denuncian irregularidades en la votación de Jerusalén Este

JERUSALÉN.- Las irregularidades en las listas de los censados dispuestos en seis oficinas de correos en Jerusalén Este han empañado el normal desarrollo de las elecciones en la ciudad santa, según han denunciado observadores internacionales. En el resto de los territorios palestinos, en Gaza y Cisjordania el proceso electoral discurre con calma.
Las elecciones presidenciales de hoy son las segundas que se celebran en la ANP desde la creación de esta autoridad en 1994, y están vigiladas por miles de observadores. Unos 800 extranjeros, y otros 17.000 locales, supervisarán la transparencia del proceso electoral en las más de 1.077 urnas distribuidas por Cisjordania y Gaza.
En Jerusalén ya han detectado ciertas irregularidades. "Hay errores en las listas, aunque de momento no podemos achacar responsabilidades. Se está diciendo a los electores que depositen su voto en uno de los doce colegios situados fuera del límite municipal de Jerusalén", explicó el jefe de la Misión de Observación de Cataluña, Pere Vilanova.
Seis oficinas de correos de la Autoridad Postal Israelí situadas en Jerusalén Este, son los puntos donde los 5.367 palestinos censados podían acudir a votar para elegir al nuevo presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Sin embargo, muchos no han podido hacerlo porque no aparecían en las listas y debían trasladarse a la localidad Ram para comprobar en qué oficina debían ejercer su derecho.
También pueden votar en cualquiera de los doce colegios electorales del extrarradio, pero el desplazamiento -a veces costoso- a otros barrios y aldeas situadas a kilómetros del casco antiguo de la ciudad, han llevado a decenas de palestinos a no votar.
La Comisión Central Electoral Palestina (CCE), que tenía previsto ofrecer una conferencia de prensa en Ramala a primeras horas de la tarde con los primeros datos sobre participación, la ha pospuesto ante los problemas en Jerusalén, que atribuye a la interferencia de Israel en el proceso electoral.
A estas irregularidades se suma también un intento de boicot por parte de un grupo de 30 jóvenes radicales judíos encabezados por el diputado Uri Ariel, del partido de la Unidad Nacional, que se manifestó a pocos metros de la oficina de Saladino. Finalmente su protesta fue reprimida por la Policía.
Un 15% de participación
En Gaza y Cisjordania, la jornada está trascurriendo con normalidad. Según el Ministerio de Exteriores de Israel, que sigue desde una "sala de operaciones" la jornada electoral palestina, en las primeras seis horas ha votado el 15% de los empadronados.
Los palestinos eligen hoy al sucesor de su líder histórico, Yasir Arafat en unas elecciones en las que aparece como claro favorito el candidato presidencial de Al-Fatah, Mahmud Abás (Abu Mazen), de 69 añosr. Abu Mazen obtuvo el 51% de los votos en las elecciones a la Presidencia de la Autoridad Palestina (ANP) y Mustafá Barguti, el 25%, en la última encuesta del Centro Palestino de Estudios Estadísticos.
Mazen se felicitaba, tras depositar su voto en la Mukata (cuartel general del desaparecido Yasir Arafat), por el desarrollo de los comicios, una noramlidad que atribuía al firme deseo de democracia del pueblo palestino. En ese momento aún no se conocían las irregularidades en Jerusalén, aunque ya, su principal rival, ponía en tela de juicio la limpieza del proceso. Basaba sus acusaciones en la publicación el día de reflexión de un anuncio en la prensa en la que promotores de un plan de paz no oficial pedían el voto para Abu Mazen.
Futuras negociaciones
El presidente de la Sociedad Académica Palestina, Mahdi Abdul Hadi, citados por medios estadounidenses, dijo que el candidato ganador necesitará un 65% de los votos para obtener la legitimidad que necesita, ya que "de otro modo los israelíes no respetarán su posición y lo mantendrán debilitado". Mientras, Hamas "desea que el Gobierno sea débil para poder negociar" con él.
En todo caso, Israel ya ha lanzado un mensaje claro al futuro vencedor de los comicios. El ministro de Exteriores, Silvan Shalom, ha señalado que Tel Aviv espera que mañana mismo "las nuevas autoridades adopten la decisión estratégica de combatir contra el terrorismo". "Esto es lo que se debe hacer, las elecciones son un primer paso en esa dirección", reclamó el jefe de la diplomacia israelí.